Complejo Hospitalario Integral Privado CHIP

Aparato Digestivo

  • Gastroscopia diagnóstica

    DEFINICIÓN:

    La gastroscopia es una prueba diagnóstica que permite visualizar la parte alta del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno) para detectar posibles problemas o enfermedades o realizar procedimientos terapéuticos.

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

    La gastroscopia se realiza con un instrumento llamado endoscopio, que es en una sonda flexible con luz y una cámara en el extremo.

    El endoscopio se guía hasta el estómago y duodeno para buscar posibles anomalías. También se puede aprovechar para tomar muestras de tejido (biopsia). 

  • Colonoscopia diagnóstica

    DEFINICIÓN:

    La colonoscopia es una prueba diagnóstica que permite visualizar el interior del recto y el  colon para detectar posibles problemas o enfermedades.

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

    La colonoscopia se realiza con sedación, utilizando un instrumento llamado colonoscopio, que es en una sonda flexible con una cámara en el extremo. El colonoscopio se introduce en el recto y se desplaza a través del intestino grueso hasta el ciego.

  • Colonoscopia diagnóstica con biopsia

    DEFINICIÓN:

    La colonoscopia es una prueba diagnóstica que permite visualizar el interior del recto y el  colon para detectar posibles problemas o enfermedades.

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

    La colonoscopia se realiza con sedación, utilizando un instrumento llamado colonoscopio, que es en una sonda flexible con una cámara en el extremo. El colonoscopio se introduce en el recto y se desplaza a través del intestino grueso hasta el ciego.

  • Gastroscopia y colonoscopia

    DEFINICIÓN:

    La gastroscopia  y la colonoscopia son pruebas diagnosticas que nos permiten detectar problemas o enfermedades.

    En una gastroscopia se visualizar la parte proximal del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno) y con una colonoscopia la parte distal del tubo digestivo.  

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

     Ambas pruebas se realizan con sedación.

    ANTES DE LA OPERACIÓN:

    El estómago y el intestino deben estar limpios, por lo que deberá usar laxantes o enemas y acudir en ayunas a la exploración.

    DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN: