Hospital La Paloma

Artroplastia total de rodilla

DEFINICIÓN:

La artroplastia total de rodilla consiste en la sustitución de la articulación enferma de la rodilla por una prótesis que permitirá al paciente mejorar su calidad de vida. Es una intervención muy usual, con un altísimo porcentaje de éxito.

DESCRIPCION DEL PROCESO:

Durante la cirugía, se retiran el cartílago y el hueso dañados de la articulación de la rodilla. Después, se colocan las prótesis en el femur, tibia y/o parte posterior de la rótula.

La intervención puede realizarse con anestesia general o con anestesia local y sedación. Suele  durar alrededor de una hora y requiere de ingreso hospitalario alrededor de 4 días.

ANTES DE LA OPERACIÓN:

Existen  diferentes modelos de prótesis para la rodilla en función de las necesidades de los pacientes, su edad y complexión, etc. Por eso, el paciente debe someterse a una valoración previa  para evaluar su caso y   las características concretas de la intervención.

Además, los pacientes deberán someterse a un estudio pre-operatorio que incluye analítica de sangre, electrocardiograma, etc.

Por otra parte, si usted padece alguna enfermedad crónica o toma habitualmente medicamentos, sobre todo anticoagulantes, debe comunicárselo al cirujano antes de la intervención. 

DESPUES DE LA INTERVENCIÓN:

Los pacientes deben llevar una media elástica de compresión al menos durante 3 meses.

Desde el primer día tras la operación se debe comenzar a mover la articulación de forma cuidadosa y siempre según las indicaciones del médico. Al principio, los pacientes necesitarán la ayuda de un andador y después muletas hasta que puedan caminar normalmente.

Es esencial seguir un buen programa de rehabilitación para favorecer la recuperación.

Spaincares le ofrece la posibilidad de hacerlo en uno de nuestros centros especializados.

12 500,00 €