Baño circulatorio

Por baños se conocen todas aquellas técnicas basadas en la inmersión del cuerpo o de alguna de sus partes en Aguas Minero-Medicinales; la temperatura y la duración del baño dependerán del tratamiento prescrito.

Es una de las técnicas utilizadas desde tiempos remotos, ya que la inmersión en Aguas con propiedades Minero-Medicinales está reflejada en documentos fechados en época de las civilizaciones greco-romanas, cuyos ciudadanos se beneficiaban de forma habitual de su poder curativo.

Los baños pueden ser calientes, con temperaturas comprendidas entre los 37 y los 39 ºC y una duración de entre 10 y 30 minutos; o fríos, con temperaturas inferiores a 34 ºC e intervalos más cortos.

Existen multitud de modalidades en función del espacio y el modo en el que se realizan, de la temperatura y de la aplicación suplementaria de corrientes de agua o aire a presión, que multiplican los efectos terapéuticos de sus propiedades, pudiendo ser totales o parciales, individuales o colectivos, realizarse en bañeras, tanquetas o piscinas.