Cura hidrópinica vías urinarias

Es una de las técnicas terapéuticas más antiguas, puesto que en los orígenes del Termalismo ya se usaba este método terapéutico, debido a la sencillez de su administración y a la inmediatez de los efectos curativos sobre el organismo. Normalmente se ingieren dos tipos de agua: las diuréticas, que son de mineralización muy débil y de tipo bicarbonatada, sulfatada y magnésica; y las digestivas con potencial laxante, dirigidas a la regularización del tracto gastro-intestinal y hepático, con mineralización ligeramente superior y de tipo bicarbonatadas, carbogaseosas, cloruradas y sulfatadas.