Cateterismo cardiaco

DEFINICIÓN:

El cateterismo cardiaco es una prueba diagnóstica invasiva que para detectar obstrucciones o estrechamientos (estenosis) en las arterias coronarias.

Nos da información sobre el funcionamiento del corazón, las válvulas y las arterias coronarias que puede servir para prevenir y tratar un infarto o una angina de pecho.

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

El cateterismo cardiaco consiste en introducir un catéter en una arteria, habitualmente la radial (punción en la muñeca) o la femoral (punción en la ingle). El catéter se lleva hasta el corazón y se introduce una inyección de contraste para poder ver las cavidades cardiacas, el funcionamiento de los vasos, etc.

El cateterismo cardiaco se realiza en el quirófano bajo anestesia local. Suele durar unos 45-60 minutos.

 ANTES DEL PROCEDIMIENTO:

Aunque se trata de una prueba diagnóstica, deben tomarse precauciones similares a las de una intervención quirúrgica.

El paciente debe someterse a una valoración previa para evaluar su caso y las características concretas de la intervención.

Además, los pacientes deberán someterse a un estudio pre-operatorio que incluye analítica de sangre, electrocardiograma, etc.

Por otra parte, si usted padece alguna enfermedad crónica o toma habitualmente medicamentos, sobre todo anticoagulantes, debe comunicárselo al cirujano antes de la intervención. 

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO:

Si el cateterismo se ha realizado por la arteria femoral, los pacientes deben guardar reposo en la cama con la pierna estirada durante al menos 12 horas.

Se deben evitar los movimientos bruscos y el ejercicio intenso durante las 48 horas posteriores a la realización del cateterismo.