Colecistectomía (con laparoscopia)

DEFINICIÓN:

La Colecistectomía es una intervención que consiste en la extracción de la vesícula biliar cuando esta está dañada. Generalmente la intervención se realiza para evitar daños en la vesícula y el hígado cuando aparecen cálculos biliares que obstruyen los conductos por los que fluye la bilis. La Colecistectomía  se puede realizar mediante cirugía abierta o por laparoscopia. 

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

En ambos casos la intervención se realiza con anestesia general y dura aproximadamente una hora.

La Colecistectomía   por laparoscopia se hace a través de pequeñas incisiones y requiere un ingreso máximo de un día.

La Colecistectomía tradicional necesita una incisión mayor para extraer la vesícula y requiere que los pacientes permanezcan ingresados varios días tras la intervención,

ANTES DE LA OPERACIÓN:

El paciente debe someterse a una valoración previa para evaluar su caso y las características concretas de la intervención.

Además, los pacientes deberán someterse a un estudio pre-operatorio que incluye analítica de sangre, electrocardiograma, etc.

Por otra parte, si usted padece alguna enfermedad crónica o toma habitualmente medicamentos, sobre todo anticoagulantes, debe comunicárselo al cirujano antes de la intervención.

DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN:

Tras la intervención los pacientes deben seguir una dieta especial a base de líquidos y alimentos suaves durante tres o cuatro semanas.

Durante los primeros días, los pacientes pueden sentir nauseas y sensación de incomodidad, por lo que se recomienda un periodo de reposo moderado.

Progresivamente, se irá recuperando la alimentación y la actividad normal.