Adenoidectomía

DEFINICIÓN:

Las glándulas adenoides o amígdalas faríngeas son conocidas comúnmente como vegetaciones. En ocasiones, estas glándulas se ensanchan provocando dificultad respiratoria y otros problemas más graves como apnea del sueño.

La adenoidectomía es la cirugía destinada a extirpar las glándulas adenoides. Es una intervención realizada generalmente en pacientes pediátricos.

DESCRIPCION DEL PROCESO:

La adenoidectomía  se combina en muchos casos con la cirugía de extirpación de amígdalas.

La intervención suele realizarse con anestesia general. A través de la boca, el cirujano extirpa las glándulas adenoides con una especie de cuchara. Se trata de una intervención sencilla que no requiere ingreso hospitalario.

ANTES DE LA INTERVENCIÓN:

El paciente debe someterse a una valoración previa para evaluar su caso y las características concretas de la intervención.

Además, los pacientes deberán someterse a un estudio pre-operatorio que incluye analítica de sangre, electrocardiograma, etc.

Por otra parte, si usted padece alguna enfermedad crónica o toma habitualmente medicamentos, sobre todo anticoagulantes, debe comunicárselo al cirujano antes de la intervención. 

DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN:

Los pacientes pueden presentar molestias en la boca y la garganta durante los primeros días. También es común que aparezca congestión nasal, dolor de oído, mal aliento e incluso un poco de fiebre. Ingiera alimentos suaves y frescos como helados, gelatina, lácteos desnatados, sopas,  etc. Evite el zumo de naranja y otros alimentos ácidos que puedan irritar la garganta.