Trasplante de médula ósea

El trasplante de progenitores hematopoyéticos es un procedimiento terapéutico utilizado en enfermedades neoplásicas (tumores malignos) o enfermedades con una alteración de la función de la médula ósea (órgano encargado de la producción de las células de la sangre).

Esta terapia también se puede utilizar en el tratamiento de diversas enfermedades del sistema inmunitario así como de algunas alteraciones metabólicas congénitas. El trasplante de progenitores hematopoyéticos tiene como objetivo restaurar la función de la médula ósea (tejido hematopoyetico) y que ésta produzca células sanguíneas con normalidad.

Tradicionalmente se ha venido denominando trasplante de médula ósea, porque las células progenitoras hemopoyéticas se obtenían siempre de dicha médula, pero actualmente se extraen, en la mayoría de los casos, de la sangre y, en ocasiones, del cordón umbilical y de la placenta.