Trasplante de médula alogénico

DEFINICIÓN:

El trasplante alogénico se realiza a partir de células de un donante sano. Éste es más frecuentemente utilizado cuando la enfermedad que se va a tratar afecta fundamentalmente a la médula ósea.

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

El trasplante de médula alogénico se realiza generalmente con un hermano compatible. En el caso de que no se disponga de esta opción, se pueden utilizar células obtenidas de otro donante.
También puede ser donante una persona sin vinculación familiar. En este supuesto, será preciso encontrarlo entre los donantes voluntarios registrados en distintos países.
En algunas ocasiones, los trasplantes se realizan con células obtenidas de sangre del cordón umbilical. En caso de no encontrar un donante en los registros internacionales o en los bancos de cordón umbilical, se podría recurrir a un familiar parcialmente compatible (trasplante haploidéntico)

ANTES DEL TRASPLANTE:

Antes de realizar un trasplante de progenitores hematopoyéticos resulta necesario administrar un tratamiento llamado de acondicionamiento. Generalmente consiste en dosis altas de quimioterapia asociadas o no a radioterapia y que es el necesario para erradicar la enfermedad que se pretende tratar y también para suprimir el sistema inmunitario del paciente de forma que no rechace a las células del donante.

DESPUÉS DEL TRASPLANTE:

Los pacientes que han sido sometidos a trasplante hematopoyético alogénico tienen que permanecer ingresados en condiciones especiales hasta que las células progenitoras infundidas se regeneran y producen células suficientes para sustituir a las que se han destruido por el tratamiento. Este período depende del tipo de trasplante y del tratamiento de acondicionamiento, pero suele durar entre 2 y 4 semanas.

Otras posibles complicaciones derivan del rechazo que los sistemas inmunológicos (células defensivas) del paciente y del donante tengan entre sí, y que será más potente cuanto mayor sea la incompatibilidad entre ambos. Esta circunstancia obliga a mantener un tratamiento inmunosupresor durante un mínimo de 6 meses.