Podología

La salud del pie afecta directamente a la calidad de vida, pues puede restringir la movilidad de las persona.

 

En los centros de  atención geriátrica es primordial contemplar los cuidados podológicos, que resulta de vital importancia para el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria del residente.

 

Entre otros objetivos del podólogo en un centro sociosanitario se pueden mencionar :

 

 

•  Limitar la invalidez

• Preservar la máxima función normal.

• Restaurar el mayor nivel posible de actividad independiente en el paciente

 

Con estos tres objetivos conseguimos:

 

  • Aumentar su bienestar social
  • Reducimos la posibles complicaciones médicas
  • Reducir la posibilidad de hospitalización como consecuencia de una patología grave
  • Eliminar parte del esfuerzo y la tensión provocados por el malestar del pie.
  • En último caso tratamiento paliativos, con disminución o eliminación del dolor.

 

 

Entre otras actuaciones concretas podemos destacar:

 

  1. Tratamiento de las uñas
  2. Lesiones digitales
  3. Tratamiento de las lesiones Hiperqueratósicas (Callos)
  4. Tratamiento HalluxValgus (juanete)
  5. Talagias( dolor del talón)
  6. Alteraciones de la Piel
  7. Etc.

 

Con todo esto tratamos de conseguir la independencia de movimientos de la persona en un alto grado. Aumentando su calidad de vida.

 

En este aspecto, se aconseja siempre un tratamiento preventivo, que nos puede llevar a un diagnóstico precoz.